Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

¿Seguridad en la Nube?



La seguridad de los datos es un tema que nos preocupa, y de eso no cabe ninguna duda, ¿Hasta qué punto podemos depositar nuestra confianza en este sistema de almacenamiento de datos?

Las recientes filtraciones en la Red de fotos comprometidas de actrices famosas como Jennifer Lawrence, Kaley Cuoco y otras estrellas, nos lleva a cuestionarnos si debemos depositar plena confianza en los servicios de cloud computing.

Si bien hoy por hoy, todavía las empresas tienen menos reticencias para contratar un servicio cloud, no es menos cierto, tal y como afirma un estudio global de BT, que la confianza en estos servicios es escasa. Aún así, adaptarse a los nuevos tiempos es necesario y no extraña que 52% de la población española haya adaptado servicios cloud en el mercado.

Sin embargo, las recientes filtraciones ponen en debate dudar de la seguridad de estos servicios, más cuando se generan daños a la reputación de un personaje público. Y es que a decir verdad no es para menos plantearse que cuando subimos nuestras fotos, archivos o información relevante hacia este tipo de servicios es necesario preguntarse ¿A dónde van nuestros datos?

Lo cierto es que hay que cuidar qué tipo de información se sube y para qué finalidad, por ello, es importante dar una serie de consejos para no incurrir en ningún riesgo que vulnere nuestra privacidad y derecho de imagen:

  1. Averiguan donde se almacenan nuestros datos: es importante leer las condiciones de uso, la política de privacidad y todo el marco jurídico que si bien puede ser aburrido de leer es “vital” para que sepas que tipo de servicio estas contratando.
  2. No subir fotos comprometidas: Si decides subir fotos ante un servicio cloud o tienes el móvil u otra plataforma sincronizada con ese tipo de servicios, piensa el tipo de fotos que haces y para que las subes.
  3. Contratar servicio de cloud “a medida”: Si tienes una empresa, y es necesario que utilices este tipo de servicios, es bueno contratar un cloud personalizado para las finalidades que requieren tus servicios.
  4. No subir toda la información relevante: Es importante que combines la información guardada en la nube con otro tipo de servicio de almacenamiento y, así, tener un Plan B si el servicio cloud presenta algún fallo y dependa de la información depositada en dicha red.

De esta manera sencilla, espero que os sirva para cuestionaros que tipo de archivos debemos subir a este tipo de redes, de la que seguro Jennifer Lawrence ya lo tiene bien estudiado.

Fuente: TICbeat

J.P.

Escriba un comentario