Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Appscomm Fashioncomm A1: un smartwatch con SIM, puerto USB, radio FM y 7 días de batería



Appscomm Fashioncomm A1

El Appscomm Fashioncomm A1 es un smartwatch presentado en China, con un precio maravilloso, que permitirá hacer y recibir llamadas, tomar fotografías y enlazar con tu smartphone.

Durante el mes de Septiembre les presentamos Qualcomm Toq, una reloj inteligente que tenía una pantalla Mirasol de 1.5 pulgadas y hecha de tinta electrónica y que tenía una batería que duraba dos días.

La misma pantalla ahora ha aparecido en el smartwatch Appscomm Fashioncomm A1 lanzado en China, el cual también tiene una vida de batería que puede dudar más días que cualquier otra pantalla común. Incluye una ranura para tarjetas SIM que te permitirá recibir y hacer llamadas, además de leer mensajes de texto. Otras características en este reloj es que tiene un G-sensor y Bluetooth.

El reloj, que es una mezcla entre un smartwatch y un smartphone tiene una cámara de 2 megapíxeles que funciona parecido al Galaxy Gear y una batería de 450mAh que durará hasta 190 horas de tiempo en espera, lo que sería alrededor de una semana de uso. Tiene radio FM, puerto USB y por supuesto, se conecta con tu smartphone para mejorar aún más la experiencia del usuario y leer las notificaciones en una pantalla más grande, aunque no es completamente necesario hacer el enlace para que esto funcione.

Ahora mismo se puede pre-ordenador si estás en China y se empezará a entregar el 12 de Diciembre. Costará 1299 yuanes chinos, lo que son unos US$213. El precio es muy bueno especialmente si se le compara con el Galaxy Gear que cuesta US$300 y que necesita, sí o sí, estar conectado con un smartphone de la línea Galaxy de Samsung para que todas sus características le funcionen.

Empezamos a notar que aparecen más y más dispositivos inteligentes que tienen las mismas características principales que un smartphone pero empacados en gadgets más pequeños. El Appscomm Fashioncomm A1 muestra que sin siquiera tener que sostener un dispositivo más grande, se pueden hacer llamadas y contestarlas, lo que se vería un poco extraño (eso de llevarse la muñeca al oído para hablar por teléfono) porque es poco convencional, pero posiblemente se convierta en algo común y muy usado por muchos usuarios.

¿En que en el futuro será realmente normal que se hagan llamadas con implantes en el dedo meñique y el pulgar como se ve en las películas de ciencia ficción? Pareciera que sí fuese a pasar algo similar, especialmente cuando vemos que cada nuevo dispositivo que sale al mercado es más completo y mucho más pequeño o delgado.



Vía Gizmología

Escriba un comentario