Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

"CAJEROS AUTOMÁTICOS" el invento del 2013 más "tocapelotas" y un gran destructor de empleo.



Si por algo recordaré el año 2013, es sin duda alguna por la implantación masiva de los cajeros informaticos, y de la sustitución de personas por máquinas en los peajes de las autopistas.
Esta claro, que esto no hace más que eliminar de forma drástica la labor humana dircta con el cliente, que realizaban las personas, con la cual destrucción de empleo.
Además del grave problema que esto supone, tambien tenemos que tener en cuenta, la gran cantidad de tiempo que perdemos en los cajeros, y que a mí por lo menos me saca de “quizio”, vamos que el otro dia, perdí más de una hora y media, por ir al banco a pagar una multa… (una hora y media por pagar, imagínate si voy a cobrar…).
295e7b1fde3fa0c17204ccb7dd9f00c6
Bueno aquí os dejo un magnífico artículo de opinión que ha escrito el GRAN periodista/bloggero Francesc Puigcarbó, y que seguro que con el que todos vosotros, os sentireís identificados.
El cajero automático es un ingenio electrónico que se han inventado los de los Bancos y Cajas para dar (dicen) una mejor atención al cliente. Consiste el tema en el que para hacer un ingreso en efectivo (billetes y, en alguno, moneda y todo) no tienes que ir a ventanilla donde atiende un empleado o empleada que te cuenta el dinero y después de hacer el ingreso te da el justificante. Un justificante en el que no salen todos los números de la cuenta corriente por la cosa esta absurda de la ley de prevención de datos, datos que luego los tiene todo el mundo.
 
El nuevo sistema de ingreso hace que tengas que ponerte delante de una máquina más alta y más grande que tú y tengas que hacer la gestión de ingresar tu mismo (hasta 3000 euros). Y es un coñazo, sobre todo si tienes que ingresar bastantes billetes, pues a la máquina le cuesta reconocerlos, o bien no le gustan, y te los empieza a devolver. Tú insistes y a veces consigues culminar el ingreso con éxito.
 
Hay dos maneras de conseguir hacer el ingreso sin perder tiempo y paciencia. Una, hacer el ingreso ‘en sobre’. Tú indicas la cantidad que deseas ingresar, pones el dinero dentro de un sobre, que introduces en la ranura y ya está hecho el ingreso. El problema radica en que aquí no devuelve cambio la máquina, debe ser el importe exacto y no acepta monedas.
La otra manera es (sobre todo en un ingreso un poco elevado) llevar bastantes billetes variados, de ( 50, 20 , 10 y 5), ir a una oficina pequeña, NUNCA A LA PRINCIPAL, y llegar cuando falte un cuarto de hora para cerrar. Entonces , con cara de pena y de cazurro, te vas a la ventanilla y le dices al empleado si te puede ayudar a hacer el ingreso, ya que tú no lo has hecho nunca y no te aclaras, y también si te puede cambiar los billetes por otros más grandes. Normalmente, el empleado o empleada te dice: déjelo estar, ya le haré yo el ingreso, y tienes ya el problema resuelto.
images
Cada vez más, Bancos y Cajas te derivan a hacer las transacciones hacia estos cachivaches electrónicos en detrimento de futuros empleados prejubilados.
Me consideraré satisfecho si cualquiera de las dos maneras de conseguir hacer el ingreso os solucionan el problema que representa pelearse con el cajero automático.

Escriba un comentario