Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

De la brújula y el mapa al GPS. ¿En qué ha cambiado?



Conocer nuestra posición y la dirección en la que nos desplazamos es primordial para llegar al destino marcado. Desde hace siglos la misma historia se repite pero de distinta manera.

Para la navegación sobre la superficie de la tierra se requieren diversas referencias que nos ayuden a posicionarnos y nos indique la dirección a seguir. Las estrellas y el sol han servido durante siglos como único sistema de referencia para la orientación. Posteriormente, los puntos singulares de la topografía del terreno se empezaron a registrar en los mapas, sirviéndonos de nuevas referencias. Desde entonces, el uso de la cartografía y la brújula ha sido el único método conocido, hasta hace poco tiempo, para no perdernos.

Pero el gran salto ocurrió en 1978 con el lanzamiento del primer satélite destinado a la navegación. Conocido como sistema GPS, no son más que nuevas referencias, al igual que ocurre con las estrellas, o los puntos singulares del terreno. Estas nuevas referencias aportan una gran precisión, pero para ello necesitamos utilizar un receptor GPS, que no es más que los “ojos” que observan los satélites e interpretan sus señales.

El sistema GPS sólo nos facilitan las coordenadas de nuestra posición. Pero si conocemos las coordenadas de nuestro destino, el receptor GPS nos indicará cual es la dirección correcta para llegar a nuestro destino en línea recta. Antiguamente, la dirección a seguir se marcaba mediante el rumbo medido con respecto al norte magnético que indicaba la brújula. Conocíamos la dirección, pero no la posición. Gracias al sistema GPS unido a la cartografía digital, nuestra posición sobre el mapa aparece automáticamente. Nos permite, además, planificar nuestra ruta a través de caminos y carreteras, siempre que éstas estén registradas en nuestro mapa.

El sistema GPS es un “invento” con más de 30 años, pero gracias al desarrollo tecnológico de los receptores el número de usos y aplicaciones aún hoy siguen aumentando.

Escriba un comentario