Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Diagnóstico de la gran N: Cáncer.



Que tal chavos, hace mucho que no escribía una entrada, debido al trabajo y, más que nada, por la falta de inspiración para escribir una entrada entretenida e interesante. Quizás muchos fans de la gran N se sentirán incómodos por la entrada, pero a raíz de los malos resultados financieros que tuvo recientemente Nintendo, hace que muchos nos preguntemos: ¿pero qué demonios le está pasando a Nintendo?

¡Mamma Mia!

¡Mamma Mia!

Nadie sabe cómo le puede ir tan mal a Nintendo si el 3DS se vende como pan caliente y que la línea de juegos más esperados de Wii U está a la vuelta de la esquina. Yo no estoy familiarizado con Nintendo desde el Super Nintendo, que fue la última consola que tuve (gracias al Playstation), pero desde hace ya un tiempo he estado leyendo un blog interesante acerca de Nintendo, escrito por Sean Malstrom (un personaje que seguramente muchos Nintendo fans conocerán). Lo que hace interesante a Malstrom es su forma de escribir, ya que habla sin pelos en la lengua acerca de la industria del videojuego en general (en especial de Nintendo). Malstrom toca varios puntos que Nintendo ha venido arrastrando desde algún tiempo y que, por consecuencia, le ha traído muchos problemas para poder adaptarse en la nueva generación de consolas (incluso desde antes):

La falta de buenos juegos:
Nintendo siempre se ha caracterizado por un viejo dicho que ha resonado dentro de la industria del videojuego, en especial en los consumidores: el software vende hardware. Es un hecho que esto es verídico, aunque a Nintendo no le ha ido muy bien en este aspecto. ¿Pero cómo, si hay grandes joyas como Ocarina of Time, Smash Bros y Super Mario Galaxy, entre otros? Son buenos juegos, de eso no hay duda. Sin embargo y lo que muchos se preguntan, ¿qué más tiene Nintendo además de sus franquicias insignia? Malstrom menciona que Nintendo es muy quisquilloso con respecto a la crítica de sus juegos, en especial porque la empresa nipona se enfoca mucho en la calidad, pero cuando el juego no tiene el éxito que ellos esperan, se escudan bajo el pretexto de que la “estrategia de marketing no fue idónea”. “Faltó una estrategia más sólida para elevar las ventas”. Otro punto de la famosa “calidad” de Nintendo se enfoca en sus franquicias estrella (Mario, Zelda, etc.), ya que ellos mismos consideran estos juegos como “obras de arte casi perfectas”, siguiendo el cliché de los juegos AAA actuales. Pero lo que más le ha asombrado a Nintendo, es que sus huevos de oro no fueron los títulos vende consolas que ellos esperaban, sino que sorpresivamente fueron Wii Sports y Wii Fit los que hicieron del Wii la consola más vendida de la generación pasada. Lo que muchos quieren ver de Nintendo es que regresen a la vieja escuela, enfoncándose realmente en la calidad de sus juegos como lo hicieron en su tiempo con el NES, Nintendo necesita tragarse su orgullo y hacer juegos que la gente quiere jugar, no lo que Nintendo cree que nos va a gustar.

Wii Sports, el juego de calidad Nintendo que barrió el piso con el Xbox 360 y el PS3

Wii Sports, el juego de calidad Nintendo que barrió el piso con el Xbox 360 y el PS3

El mal desempeño del 3DS y el Wii U:
Si bien es cierto que el 3DS logró superar la crisis que tuvo en un principio, puso a la compañía en serios problemas en su momento. La premisa era prometedora, incursionar en juegos con ambientes en 3D, el público se sentía atraído por el producto… Pero al final el impacto que Nintendo realmente esperaba, ni siquiera en Japón. Sin más remedio y con tal de vender la portátil a como diera lugar, Nintendo se vio en la necesidad de reducir el precio a la mitad. Los consumidores dieron el grito al cielo y la compraron, mientras que Nintendo lloró sangre. Citando nuevamente a Malstrom, menciona que Nintendo (en especial Miyamoto) tiene una seria obsesión por el 3D, hay que admitir que tuvo su momento de popularidad, pero al final y como cualquier moda pasajera, terminó siendo irrevelante, además de que es difícil trabajar en juegos con efectos 3D. Para muestra está el 2DS, una modificación del 3DS más económica sin el efecto 3D, según enfocada para jugadores más pequeños, pero que en realidad trata de maquillar el fracaso del 3D que tanto le obsesiona a Nintendo.

Si esto no fuese suficiente para la gran N, el panorama del Wii U es mucho más ensombrecedor. Considerada cómicamente como la versión HD del Gamecube con un touchpad que todavía no muestra funciones importantes, la consola de nueva generación no ha logrado convencer al público y mucho menos a los propios fans de Nintendo (no sé que pensaban en ponerle como nombre Wii U). Parte del problema del Wii U viene de (aunque a muchos no les guste) que fue creada a favor de los fans “hardcore”, ya que no quedaron satisfechos por el concepto del Wii, que ya era una consola enfocada más hacia el mercado casual, un mercado que tenía mucho potencial para Nintendo y gracias a ese target, el Wii pudo despegar en la generación pasada. Sin embargo, el concepto del Wii U busca capturar al jugador Hardcore, pero lo que más entristece a Nintendo es: ¿y dónde están los hardcore gamers?

La evolución de las consolas de Nintendo.

La evolución de las consolas de Nintendo.

 

La soberbia de Nintendo:
Citando nuevamente a Malstrom, creo que la soberbia de Nintendo está matando a la compañía. Sabemos que Nintendo es una empresa a la que le debemos mucho, ya que sin ellos, la industria del videojuego como tal no existiría en estos tiempos. Nintendo nos ha brindado muchos juegos memorables y muchos crecimos con ellos. Como mencioné antes, el problema de Nintendo está en su soberbia, en su orgullo y, lo peor del caso, es que se ellos mismos se creen dioses, deidades divinas: Nintendo no crea juegos, crea “obras de arte”, crean juegos vanguardistas que la gente amará sin importar que. Quizás suene como un comentario muy hate, pero tristemente esa es la realidad que está despedazando a la gran N. Para muchos, Shigeru Miyamoto es uno los personajes más influyentes de la historia y no hay que quitarle méritos, es la piedra angular de la compañía. Sin embargo, dentro de la compañía es considerado como una deidad: es la mente creativa dentro de Nintendo, lo que se dice, se hace. Miyamoto ha sido el principal propulsor de la introducción de los mundos 3D y fue la mente maestra detrás del 3DS. Quizás me tiren a loco y/o hater de Nintendo (no lo soy), pero parte del problema de que Miyamoto sea el eje creativo de la compañía (aunque sea un consultor), es que parte de sus decisiones han puesto a la compañía en la situación en la que vive actualmente, dejando a un lado lo que los hizo grandes en el pasado por optar por un modelo arrogante que los está matando.

¿Acaso será el gran Miyamoto el causante de la catástrofe de Nintendo?

¿Acaso será el gran Miyamoto el causante de la catástrofe de Nintendo?

 

Nintendo está pasando por un muy mal momento y han surgido muchos escenarios para la compañía: desde incursionar en el mercado de los smartphones/tablets hasta el peor de todos, que sería terminar como Sega, desarrollando software para otras consolas, y ese es un escenario que nadie, absolutamente nadie quiere ver, porque la industria del videojuego no sería lo mismo sin Nintendo. La gran N tiene mucho trabajo que hacer para poder salir del bache, aunque ello signifique una reestructuración interna de la compañía.

Malstrom tiene una opinión muy objetiva sobre Nintendo (en especial con Miyamoto y Aonuma). Aunque se vea como un detractor de Nintendo, el punto de vista de Malstrom es muy interesante y directo sobre la industria en general, igual pueden echarle un vistazo a su blog y ver sus entradas. Bueno, con esto me despido y espero que les haya gustado esta entrada (no me vean con malos ojos, es lo que dice Malstrom). See ya folks.

 

Escriba un comentario