Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

El hijo que nadie querría tener



La compañía de internet MTS ha conseguido algo muy complicado de hacer que hasta ahora parecía imposible: Que termines odiando a un bebé. ¿Por qué? Porque nos muestra en su última campaña de publicidad un bebé que nada más nacer es adicto a internet, las tabletas, los portátiles, los móviles táctiles y los malditos ‘selfies’ o autofotos. Vamos, que han metido en un bebé algunos de los peores defectos del ser humano del siglo XXI.

Escriba un comentario