Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

El peligro mortal de apuntar a un avión con una luz láser



Luzlaservsavión

Un poderoso avión de pasajeros víctima de una pequeña lamparita, al grado de que el piloto puede quedar temporalmente cegado e incapacitado para conducir la aeronave con la seguridad necesaria? Contra esta posibilidad que en una primera impresión parece exagerada, pero que no lo es, es que el FBI ha enfocado sus baterías.

El FBI está decidido a frenar la práctica, que algunas personas han comenzado a hacer, de apuntar con luces láser a los aviones comerciales. Incluso ha ofrecido una jugosa recompensa de $10,000 para quien dé información que conduzca al arresto de quien realice o haya realizado ese hecho. El FBI realmente considera que al apuntar una luz láser, que son ahora muy comunes, se puede afectar al piloto y poner en riesgo la seguridad del avión. Es un delito.

La disponibilidad y potencia de los punteros de luz láser, que parecen inofensivos y se usan comúnmente para señalización desde en presentaciones de oficina hasta en eventos donde participan muchas personas, han crecido y por ello la incidencia de casos en que un avión comercial ha sido apuntado con esos marcadores también se ha incrementado. El alza ha sido de 1,100% desde 2005, año en que el FBI comenzó a rastrear esos incidentes. Y parece que los neoyorquinos son entusiastas de esa práctica, pues el 39% de los casos se registraron en Nueva York en 2013. En ese año sucedieron 3,690 eventos en que un avión comercial fue blanco de esas luces láser.

Según la televisora KTLA, a cierta distancia del emisor la luz láser comienza a expandirse, de modo que lo que a pocos metros es solo un punto luminoso a una distancia mayor se convierte en un amplia área iluminada y potencialmente cegadora para quien esté dentro de ella.

El FBI indica que poseer un marcador de luz láser es legal y existen muchos usos legítimos para ese equipo. Pero apuntar con él a un avión es un delito que se sanciona con cinco años de cárcel. La razón es que apuntarle así a un avión, y es de suponer que a cualquier otro vehículo en movimiento, puede tener graves consecuencias, sobre todo si se registran víctimas o daños como resultado de un accidente vinculado al impacto de una luz láser en los ojos de los pilotos o conductores.

No se ha registrado todavía un caso realmente grave causado por esos marcadores láser, aunque el FBI señaló que tiene registro de 35 casos en que pilotos requirieron atención médica luego de que sus ojos fueron impactados por una luz láser. Además, la prevención y la disuasión son aquí el objetivo. El FBI quiere que quede claro que apuntar con ellos a los aviones no solamente no es gracioso sino que es peligroso y delictivo. Y la recompensa de $10,000 podría apagarle la luz a muchos.

Escriba un comentario