Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Experto admite que las nuevas tecnologías pueden deshumanizar la comunicación



Madrid, 22 sep (EFE).- El presidente ejecutivo de Telefónica Investigación y Desarrollo, David del Val, ha admitido hoy que con las nuevas tecnologías se puede tender a deshumanizar la comunicación y ha asegurado que ésta solo llega a las personas “cuando hay una conexión de ser humano a ser humano”.

Así lo ha manifestado Del Val en declaraciones a Efe durante el Foro Mundial de la Comunicación, que se ha inaugurado hoy y que este año se celebra bajo el lema “Comunicación con conciencia”.

Este directivo ha incidido en que la comunicación está cambiando mucho con las nueva tecnologías y ha lamentado que a veces se olvide que “al final se está comunicando para los seres humanos”.

Por ello, ha abogado por “una buena combinación entre las tecnologías de la comunicación y lo que es el llegar al corazón de las personas”.

Del Val ha destacado la importancia de aprender a utilizar las nuevas tecnologías “de una manera realmente eficaz”, más teniendo en cuenta que en un futuro cercano “vamos a tener a nuestra disposición el internet de las cosas, que va a permitir que midamos de una forma muy precisa que se está comunicando y que idea está pasando de una persona a otra, poder sensorizar”.

“Con ese conocimiento de cómo la comunicación está fluyendo de una persona a otra, se podrá actuar para que ésta sea mucho más eficaz”, ha explicado.

Precisamente en “el internet de las cosas” ha centrado su intervención en el Foro y ha afirmado que en un futuro próximo 20.000 millones de “cosas” estarán conectadas a internet, lo que superará en mucho al número de personas que utilicen esta herramienta.

“El internet de las cosas será una revolución”, ha explicado Del Val, quien se ha referido a alguno de los dispositivos que se encuentran ya en proceso de experimentación y que permitirán, entre otros asuntos, saber si una persona padece algún tipo de cáncer o determinar el número de calorías de los alimentos que ingerimos.

Las tecnologías que hacen esto posible son los sensores, “cada vez más baratos y sofisticados”, que permitirán también, en un corto plazo, medir la relación entre las personas, así como analizar cómo fluyen las noticias en la sociedad.

Gracias al desarrollo de esta tecnología “hemos aprendido que el flujo de ideas es bastante lento”, y que “la información tarda mucho tiempo en ir de una persona a otra”.

En este sentido, del Val se ha mostrado convencido de que “la privacidad es realmente importante” y que nada de lo descrito anteriormente funcionará “a menos que cuidemos mucho la intimidad de la gente”.

“Debemos ser muy respetuosos con lo que la gente quiere o no compartir, la privacidad es la preocupación número uno”, ha afirmado.

Así, ha recomendado explicar muy bien al cliente lo que se hace con los datos personales que aporta, ya que “la gente está dispuesta a ceder su privacidad” si eso le aporta algo.

Escriba un comentario