Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Kinect y proyectores convierten un cuarto en el escenario de videojuegos



Investigadores de Microsoft han presentado RoomAlive, un proyecto de realidad aumentada aplicada a videojuegos que combina el sensor Kinect con proyectores.

La idea se basa en lo que han bautizado como procam, una cámara especial que resulta de la combinación de un sensor Kinect, un proyector normal y un ordenador. Los investigadores han utilizado seis de estos dispositivos para crear su invento.

Básicamente, los sensores Kinect se encargan de mapear la habitación y así reconocer su profundidad, altura o dónde hay obstáculos. De esta forma, el ordenador es capaz de saber dónde tiene que proyectar los elementos virtuales para que parezca que están realmente integrados en el entorno. Además, el sensor reconoce a las personas en la habitación, que pueden interactuar con los elementos virtuales con sus cuerpos o con periféricos.

Escriba un comentario