Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

La epi­de­mia de Fa­ce­book



Fuente: JA­VIER MAR­TÍN/ El País

Cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Prin­ce­ton pre­di­cen el de­cli­ve de la red so­cial en tres años con aná­li­sis apli­ca­dos al con­ta­gio de en­fer­me­da­des

En cua­tro años, MyS­pa­ce pa­só de va­ler 8.000 mi­llo­nes a so­lo 25

¿En qué se parece la gripe a una red social? En que ambas se expanden como un estornudo, de boca en boca.

Así lo creen a pie juntillas John Cannarrella y Joshua A. Spechler, investigadores del Departamento de Mecánica e Ingeniería Espacial de la Universidad de Princeton (EE UU), autores del estudio Modelo epidemiológico en la dinámica de las redes sociales.
Cannarella y Spechler concluyen en su ensayo que Facebook perderá el 80% de sus actuales usuarios. Para llegar a esa audaz conclusión (en la actualidad tiene la red social 1.200 millones de usuarios), los investigadores no se apoyan en encuestas de tráfico al uso de los tradicionales medidores, sino en la dinámica de nacimiento, expansión y desaparición de enfermedades infecciosas, como la gripe. Para ello, han empleado la actual herramienta Google Trends que registra, por ejemplo, la expansión de la gripe por el mundo en función de las búsquedas relacionadas con ese tema.
Con el Modelo epidemiológico en la dinámica de las redes sociales se trata de explicar y de prever el rápido crecimiento de las redes sociales, así como su no menos rápido declive.
El ejemplo perfecto que se toma es MySpace porque ha vivido su recorrido completo. Nacida en 2003, cuatro años después estaba valorada en 8.000 millones de euros y tenía a 300 millones de usuarios. Rupert Murdoch la compró en 2005 por 424 millones de euros, pero la tuvo que vender seis años después por 25 millones en plena pérdida de popularidad.
Según la analogía infecciónred social, Facebook habría alcanzado su pico en 2012 y a partir de entonces ha tenido un descenso, concretamente del 20% en diciembre de 2013. Y para justificarlo, la investigación se basa en las búsquedas a través de Google, buscador mayoritario en el mundo. Siguiendo sus paralelismos de curvas de crecimiento y caída, los dos investigadores auguran que entre 2015 y 2017 Facebook habrá perdido el 80% de sus actuales usuarios, que son unos 1.150 millones, es decir, que solo tendría unos 230 millones de abonados, porque la gente se vuelve inmune al boca a boca, bien porque ya contrajo la red social, bien porque ya ha pillado otra.
No son los primeros que auguran el descenso de Facebook, entre otras cosas porque los datos recientes de su tráfico así lo señalan, pero sí son los primeros que cuantifican el descenso en fecha y porcentajes, y además en cifras tan desorbitantes. Sin ir más lejos, hace unos días el GlobalWebIndex señaló que en el último trimestre Facebook había perdido un 3% de usuarios, aunque le quitó importancia porque sigue siendo líder mundial por usuarios y por actividad en todas y cada una de las zonas del mundo.
El mismo Facebook ha reconocido un descenso de visitas entre los menores de 24 años por lo que intenta reclutarlos a través de servicios que ellos emplean, como fue el caso de Instagram, que compró, o la red SnapChat de autoeliminación de mensajes en segundos, por la que ofreció 3.000 millones de dólares (2.200 millones de euros), sin éxito.
El estudio de John Cannarella y Joshua A. Spechler tiene, sin embargo, el defecto de fiarlo todo a las búsquedas de Facebook a través de Google, cuando ya la mitad de las visitas a esta red social se realizan desde aparatos móviles con su aplicación. En cualquier caso, bastará esperar a final de año para comprobar si cae ese 20% o un poco más para comprobar si en tres años Facebook es una red para abuelos.

Escriba un comentario