Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

La negligencia de Jazztel



Quién me lo iba a decir a mi, resulta que mi primer post es para hablar de una compañía de telefonía móvil y sus desmanes para con sus clientes, servidor en este caso. ¡Ni que fuese el único! En fin, paso a relatar mi primera, y teniendo en cuenta su forma de actuar y el servicio que dan, imagino que no será la última ni mucho menos.

Llevo con ellos poco más de 4 meses. Es difícil resistirse a los encantos del ahorro y a su slogan revolucionario. Craso error. El caso es que no he tenido muchos problemas con ellos, más allá de que la velocidad de la ADSL prometida dista mucho de ser la real, pero bueno, se puede achacar a que en este país tenemos una de las líneas más caras y lentas de Europa y podría ser achacable a ello, así que no me molesté en protestar.

Hará unas tres semanas que nos hicimos con un móvil nuevo, mi pareja y yo. El mismo necesita una microsim, así que las solicitamos. Primera sorpresa, la tarjeta es gratis pero el envío son 10€. Cada una. Teniendo en cuenta que las dos tenían que ser enviadas a la misma dirección me parece un precio que roza lo abusivo. Protestamos, pero sirvió de poco. O de mucho, según se vea. A los dos días, llegó una de las tarjetas. Sin noticias de la otra. Llamamos para ver que pasaba con ella y ¡oh sorpresa! sólo habían pedido una. Pusimos una reclamación, de la que no hemos vuelto a tener noticia alguna y solicitamos, otra vez, la nueva tarjeta. Pasaron los días y empezamos a utilizar Twitter como medio de conexión con el servicio de atención al cliente de esa supuesta empresa. El Comunity Manager se movió un poco más rápido y solicitó el envío de la tarjeta, pero claro, la cosa no podía acabar bien. Solicitaron el envío urgente de una tarjeta SIM, cuando lo que había solicitado es una microSIM, y para asegurarse que las cosas pueden ir a peor, la solicitaron como si fuese robo o pérdida de la anterior, con lo que cortaron el servicio. Nada de llamadas hasta recibir la nueva tarjeta. Esta llegó al día siguiente, lo que demuestra que cuando quieren, pueden. Es decir, no quieren. Recobramos el servicio, pero han pasado 5 días más y sigo sin la tarjeta, nadie sabe nada, nadie mueve un dedo, nadie toma la responsabilidad y su cliente, servidor, sigue sin su tarjeta, con un teléfono muerto de risa encima de la mesa porque no tengo la tarjeta de marras, y otro en la basura ya que se rompió y de nada me sirve la tarjeta que me han enviado.

Hoy es Nochevieja del 2013. Imagino que la tarjeta llegará el año que viene, puesto que nadie sabe nada de nada. La respuesta que obtengo es ‘los tiempos de respuesta son diferentes para cada causística’. Grandes palabras para grandes incompetentes. No deja de ser gracioso que se me diga eso cuando sí pueden enviar la tarjeta de urgencia cuando quieren. Insisto, el problema es que no quieren.

Pues nada, feliz año a todos, menos a Jazztel, y alejaos de esta gente.

Escriba un comentario