Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Las ciberguerras, cada vez más graves



Las ciberguerras, cada vez más graves
Por Cristóbal López en la Gaceta de la UNAM Núm. 4, 572

Las ciberguerras constituyen una amenaza real, los ataques crecen en complejidad y el cono­cimiento de los hackers o piratas informáticos para aprovechar la vulnera­bilidad de los sistemas cada vez es mayor, advirtió Rohit Srivastra, especialista en el análisis de guerra y crimen cibernético.

De visita en la UNAM, el fundador de ClubHack, una comunidad de difusión y conciencia sobre seguridad de la informa­ción de la India, explicó que las ofensivas son patrocinadas por gobiernos y Estados. La negligencia y falta de ética del personal a cargo de las redes representa uno de los riesgos más evidentes a la seguridad, añadió el experto, quien asesora a me­dios de comunicación, agencias militares, empresas y entidades gubernamentales.

Preparativos

Distintos países se preparan para la ci­berguerra, como Estados Unidos, Rusia, China, Irán y la India, que suman recursos para hacer frente a los ciberataques. En la Unión Americana, el Buró Federal de Investigación y la Agencia Central de Inte­ligencia (FBI y CIA, respectivamente, por sus siglas en inglés) trabajan en conjunto con otras instancias para rastrearlos, de­tectarlos y enfrentarlos, mencionó.

En el auditorio del Palacio de la Escuela Medicina, señaló que los hackers reciben apoyo y recursos oficiales de manera silen­ciosa en sus tareas de espionaje y sabotaje con motivos políticos, en conflictos en los que no se derrama sangre. “Las armas nucleares no serán necesarias”, estableció.

Además de su experiencia, utilizan in­formación comprada en el mercado negro para explotar las vulnerabilidades informá­ticas de las naciones blanco de sus ataques, expuso el galardonado en 2012 y 2013 por Microsoft como el profesional más valioso en la categoría Seguridad Empresarial.

Ejércitos cibernéticos

Srivastra apuntó, en el evento organizado por la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunica­ción de la UNAM, que las ofensivas inician desde computadoras portátiles, dispositivos móviles e, incluso, consolas de videojuegos y televisiones inteligentes, para infectar a otros equipos con programas informáticos maliciosos y controlarlos de forma remota.

No importa si una empresa es pequeña o cuenta con pocos recursos; mientras tenga 10, 15 ó 200 computadoras en red pueden ser utilizadas sin consentimiento y conocimiento de los dueños para ata­car sitios web gubernamentales, detalló quien fue director de Tecnología durante los Juegos Commonwealth celebrados en Pune, India, en 2008 y en Delhi, en 2010.

Como ejemplo, refirió la operación Salva el Ganges, que consistió en el envío masivo de un archivo PDF que, al abrirlo, conectaba las computadoras a servidores en China y Rusia. Los agresores aprovecharon el vínculo sentimental con el río más impor­tante del subcontinente indio en la ofensiva contra sitios gubernamentales, dijo.

Además, en un reporte reciente se informa que un gran número de compu­tadoras en la India son escaneadas desde distintas direcciones IP en China para detectar los servicios que utilizan los usuarios y atacar los servidores indios con malware, enfatizó.

Ante el crecimiento del número de ata­ques y la complejidad de las ofensivas, las mejores armas contra la ciberguerra son la innovación, información y la mejora de los sistemas de seguridad informáti­ca. La estrategia debe adelantarse a estos planes, concluyó.

Escriba un comentario