Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

TJ3Sat, el primer satélite construido por alumnos que será puesto en órbita en unas horas



TJ3Sat

Una iniciativa de la NASA permitirá que en unas horas despegue TJ3Sat, también conocido como TJCubeSat, el satélite construido por unos estudiantes de Estados Unidos que será puesto por primera vez en órbita.

Cuando aún seguimos disfrutando de la resaca del exitoso lanzamiento de la sonda MAVEN hacia Marte por parte de la NASA, una buena noticia vuelve a ilusionar a los entusiastas de la investigación espacial.

El proyecto TJ3Sat es una iniciativa conjunta entre el Thomas Jefferson High School for Science and Technology, un instituto situado en Virginia (Estados Unidos), y dos compañías especializadas en la construcción de satélites, Orbital Sciences y Stensat Group.

Su propósito comenzó hace ahora ocho años, y en esta increíble iniciativa han estado trabajando cincuenta estudiantes, que con su ilusionante esfuerzo han logrado la construcción de TJ3Sat, un pequeño satélite de 0,89 kg y unas medidas de 10x10x11 cm. El tiempo de duración de la misión será de 6 meses.El satélite presenta unas pequeñas dimensiones: pesa 0,89 kg

La construcción de TJ3Sat ha estado enmarcada en un proyecto de la NASA, conocido como CubeSats, por el que se pretendía acercar la exploración espacial a los estudiantes, una iniciativa relacionada con la ciencia ciudadana. TJ3Sat es uno de los veinte satélites seleccionados en aquel programa tan interesante de la agencia espacial norteamericana.

El lanzamiento de TJ3Sat tendrá lugar hoy 19 de noviembre, y será impulsado por el cohete Orbital Minotaur I. Su despegue, que se produce con menos de 24 horas de diferencias del de MAVEN, se realizará desde las instalaciones de la Wallops Flight Facility, propiedad de la NASA, y situadas en el estado de Virginia. El lanzamiento podría ser visible desde zonas tan alejadas como Montreal o Detroit.

Como vemos en el siguiente vídeo, las dimensiones del satélite TJ3Sat, también conocido como TJCubeSat, son realmente pequeñas. Pero lo realmente grandioso del proyecto es que haya sido construido completamente por estudiantes que no superan los 17 años:

Esta iniciativa de la NASA, junto con las dos compañías espaciales, es una buena muestra de que la divulgación científica en edades muy tempranas puede ser una buena manera de atraer a alumnos brillantes hacia carreras técnicas.

Este proyecto se une a otras ideas similares, como el programa REXUS/BEXUS de la agencia espacial alemana o el concurso iGEM, y muestran cómo es posible que jóvenes estudiantes se interesen por la ciencia y la tecnología de una manera amena y cercana. Ojalá que el éxito de MAVEN se repita hoy en el despegue de TJ3Sat.



Vía ALT1040

Escriba un comentario