Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Trece robots que merecieron ser amados



Clap Trap

Los robots y los humanos siempre hemos tenido una relación muy estrechas. Estos hijos de la raza humana hacen que nuestra vida sea más fácil y paso a paso vamos perfeccionando su técnica para que sean capaces de ser tan útiles como nos los hemos imaginado muchas veces en la ficción.

¿Algunos merecían ser amados? Quizá no en el sentido más pasional y carnal pero los trece robots que hoy os traemos bien se merecían un hueco en nuestros corazones. Reales y de ficción, con esta lista empezamos un especial dedicado a los seres robóticos, en todas sus formas, y su relación con nosotros.

ASIMO de Honda

ASIMO

Desarrollado por Honda, es uno de los robots, reales, más icónicos de la historia. Con un look de astronauta, el objetivo de la compañía japonesa era crear un robot que pudiera caminar pero desde ese sueño que tuvo lugar en 1989 hasta el 2011 han pasado varias ediciones que han hecho que el ASIMO sea cada vez más inteligente, más hábil y también rápido. Uno de los proyectos más ambiciosos a día de hoy. ¿Su nombre es un guiño a Isaac Asimov? Honda dice que no.

Aibo de Sony

AIBO
Sony decidió apuntarse a la aventura de los robots durante los 90 y su resultado más icónico y comercial fue AIBO. Un perro robótico que pretendía ser el amigo de los más pequeños y la gente solitaria, además de utilizarse en programas educativos. Capaz de jugar con una pelota, a pesar de sus tres generaciones el proyecto sólo duró hasta 2006. Con AIBO ya entre nosotros nos queda una duda ¿irá al cielo de los perros o al de los robots? ¿Hay un cielo para los perros robots?

María de Metrópoli

María
No se puede decir que el film de Fritz Lang sea el más accesible pero su historia nos dejó a la icónica María, personaje con quien el protagonista pierde la cabeza por amor, y también a su alter ego robótico que todo quería destruir. Uno de los robots de ficción más conocidos en la historia del cine. Si tenéis oportunidad de verla, y un poco de paciencia, os encantará esta distopía futurista.

C3PO y R2D2

C3PO y R2D2
La pareja más carismática de robots de toda la historia del cine. Sin discusión. A pesar de la latente tensión sexual que ambos rezumaban, fueron claves para ayudar a Luke Skywalker a cumplir su misión como jedi y héroe salvador de la República. Protagonistas de los momentos más divertidos de Star Wars y, no nos engañemos, a todos nos gustaría tener un R2D2 para ayudarnos en nuestro día a día.

Wall-E

Wall-E
En 2008 Pixar nos sorprendió con la que para mucho es su mejor película hasta la fecha: Wall-E. Un pequeño robot de mantenimiento, sucio y algo desfasado que se enamoró cuando conoció a EVA. Una crítica a nuestro estilo de vida camulfada con toques de humor y amor de silicio. ¿Quién no puede querer a Wall-E?

Marvin de Guía del autoestopista galático

Marvin
Si hay un robot inteligente, mordaz y con una crisis existencialista ese es Marvin. Creado por Douglas Adams, es uno de los personajes más complejos de la Guía del autoestopista galáctico. A pesar de ser deprimido y pesimista, resulta difícil no querer a Marvin que, por cierto, la famosa canción Paranoid Android de Radiohead se debe gracias a este robot.

El gigante de hierro

El gigante de hierro
Aunque la obra original es de Ted Hughes, (el hombre de Hierro) la fama vino a posteriori con la adaptación por parte de Brad Bird para Warner Bros. Una de mis películas de animación favoritas debido a la gran profundidad del guión, las referencias a la guerra fría y a ese infantil pero gran robot que es quien da nombre a la película. Un gigante que destruye a los tipos malos ¿en serio no le queréis de amigo?

Sonny de Yo, robot

Sonny
Compañero del tecnólogo Del Spooner, Sonny era el robot más avanzado creado por Alfred Lanning. Podía elegir si quería, o no, seguir las tres leyes de la robótica pero también era capaz de soñar. Nos hizo a replantearnos a todos, quizá más que ningún otro robot, cómo era su relación con nosotros, seres humanos. En otro mundo, sin tanta violencia, Sonny hubiera sido un compañero perfecto.

Roy Batty de Blade Runner

Roy Batty
Roy Batty vio cosas que nosotros jamás creeríamos y es que aunque el trabajo de Deckard en Blade Runner era acabar con la vida de los replicantes, resultaba difícil no sentir afección por este androide que aceptó con estoicismo el momento de su muerte. Su vida fue corta, cuatro años, pero también muy difícil.

P2 de Honda

Honda P2
El hermano mayor del ASIMO de Honda. Presentado en 1996, este grandullón de 210 kg era más lento y pesado que el modelo actual pero fue el primer robot de Honda capaz de andar y llevar objetos de hasta cinco kilos en cada una de sus manos. Además, no olvidemos algo muy importante: fue presentado a mitad de los noventa, cuando la robótica a este nivel estaba muy verde todavía.

Astroboy de Osamu Tezuka

Astroboy
Una lista sin Astroboy y a su padre creador, Osamu Tezuka, no es una lista de robots ni es nada. La serie tiene ya su tiempo, el primer episodio de este niño robot fue emitido en 1963, pero sigue siendo uno de los principales iconos del manga y de los robots. Salvador de la humanidad, cuenta con armas de todo tipo para enfrentarse a los villanos. Armas incluidas bajo el culo. Fantástico. Inolvidable.

CL4P-TP de Borderlands

Claptrap
CL4P-TP o Claptrap para los amigos es el robot que nos acompaña en nuestras aventuras por Pandora en Borderlands. Pequeños, divertidos y un poco torpes a la hora de hacer su tarea como robots guardianes, son los compañeros perfectos para echarnos unas risas en nuestros viajes, aunque de vez en cuando nos tenga que tocar salvarles la vida de vez en cuando. Como decía el DLC… ¡Viva la robotlución!

Roomba

Roomba
Si tenéis una Roomba, o cualquier otro robot aspirador en casa, y no sentís amor por él no tenéis corazón. Así de claro. Cierro la lista con el robot más currante de casa y que, a pesar de su aparente sencillez, nos ahorra mucho tiempo limpiando de polvo el suelo mientras nosotros hacemos otras cosas. Ahora os pregunto yo: ¿cuáles echáis de menos?


La noticia Trece robots que merecieron ser amados fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos.



Escriba un comentario