Cyberspace

Gadgets y Tecnologia

Yamamoto se fija en Málaga



Masami Yamamoto, presidente mundial de Fujitsu, tiene una agenda apretada estos días. El jueves por la mañana fue recibido en Zarzuela por el Rey Felipe VI para hablar de las expectativas del sector tecnológico en España y mañana viernes firmará con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, un convenio con dos años que anticipa importantes inversiones de la firma nipona en la comunidad.

Pero antes de esta cita Yamamoto ha sido distinguido con uno de los reconocimientos más destacados de Málaga, el Escudo de Oro de la Ciudad, que anoche le entregó el alcalde por la contribución de la multinacional al desarrollo económico de Málaga, ciudad en la que lleva implantada desde hace 37 años y con vocación de permanencia.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reconoció durante el acto la «fidelidad» de Fujitsu con Málaga, su compromiso con la ciudad, así como la contribución de la firma al desarrollo del Parque Tecnológico y «a la imagen de la Málaga innovadora, la Málaga tecnológica» por su implicación en el proyecto Smart City y a la marca Málaga-Valley.

El alcalde visitó en 2013 en Japón las instalaciones centrales de la multinacional Fujitsu Ten, ubicadas en Kobe, y las de Fujitsu Limited, en Tokio, cita que aprovechó para solicitar a sus responsables más carga de trabajo para la fábrica de Málaga y la creación de un centro de investigación y desarrollo.

Fujitsu inició su andadura en la capital malagueña en 1977, formando parte de la firma Secoinsa, que pasó a ser de titularidad completa de Fujitsu en 1992, año de la apertura del Parque Tecnológico. Muchas empresas de la tecnópolis fueron creadas por directivos formados en Fujitsu, como ha reconocido el alcalde.

El centro está especializado en la fabricación de equipos electrónicos para la automoción, tanto de entretenimiento como de seguridad, y desde finales del pasado año fabrica cajeros automáticos de última generación, capaces de reconocer al usuario por la palma de la mano, que se exportarán desde Málaga a todo el mundo.

En la actualidad, la empresa emplea a casi 300 personas -llegó a tener 800 empleados- y consiguió un nivel de ventas en 2013 de 92 millones de euros. Hace sólo unas semanas, firmó un acuerdo con la entidad financiera Caixabank por valor de 500 millones de euros, que garantiza la carga de trabajo de la factoría malagueña.

Según ha informado Fujitsu en una nota que recoge Europa Press, desde hace más de 40 años, ha pensado en España y en concreto en Andalucía como un lugar donde realizar una apuesta a largo plazo y establecer una relación duradera y sostenible que permitiera realizar un importante desarrollo de negocio consolidado en el tiempo.

Escriba un comentario